miércoles, 14 de mayo de 2014

Cubanos exigen al gobierno de México salvoconducto para llegar a Estados Unidos.

Gabriela Coutiño
Tuxtla Gutiérrez, Chis., 14 MAY.-Unos 60 cubanos migrantes que se encuentran alojados en la Estación Migratoria de Tapachula, anunciaron que iniciaran una huelga de hambre en el interior de las instalaciones del Instituto Nacional de Migración para exigir al gobierno mexicano les entregue el salvoconducto que les permita atravesar el país, llegar a Estados Unidos y acogerse al programa “pies secos” que permite solicitar residencia y facilidades laborales.

Los cubanos que ingresaron por Guatemala, hicieron llegar a la prensa un escrito a mano, en el afirman que permanecen en el interior del centro de reclusión desde 15 y 30 días, donde aseguran sufren de forma permanente maltrato físico y psicológico por parte del personal del Instituto Nacional de Migración.

En el mensaje exponen: “Nosotros cubanos estamos recluidos en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, México, y exigimos que se nos entregue el salvoconducto que nos permita continuar nuestro viaje hacia los Estados Unidos, ya que no necesitamos, ni queremos formalizar estatus migratorio en este país, porque no es nuestra intención quedarnos como inmigrantes en México”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración afirmó, que “no se ha registrado ninguna huelga de hambre en las Estaciones Migratorias del país”.

Dijo que los nacionales de Cuba, quienes no acreditaron su legal estancia en México, están sujetos al procedimiento administrativo migratorio que con apego a las normas nacionales lleva a cabo el INM, por lo que rechaza que los ciudadanos de cualquier nacionalidad, sean sujetos de maltratos físicos y psicológicos por parte de agentes migratorios.

“De acuerdo con el procedimiento administrativo establecido en la Ley, los extranjeros con estancia irregular en el país, deben permanecer en instalaciones del INM hasta que su representante consular acredite la identidad y nacionalidad de su connacional, momento en el que inicia el trámite para su retorno asistido”.

Los cubanos se dicen desesperados y cansados, dispuestos a tomar otro tipo de acciones, si las autoridades del Instituto Nacional de Migración no los liberan para continuar su camino, ya que no desean quedarse en el país, y “regresar a Cuba sería desastroso”.

Relatan que durante su estancia en las instalaciones del INM son sometidos a un proceso donde no se respetan sus derechos humanos, ya que “el gobierno mexicano puede pedir su deportación sin tener motivos válidos y sin dar explicaciones, y lo más humillante es que el gobierno mexicano de esta manera asume el triste papel de mediador para que sean violados nuestros derechos humanos y libertad.

En el lugar, tampoco han recibido la asistencia consular de la embajada de Cuba en México, oficina que relatan “nos ve con desaire y desprecio”. “Para ellos somos unos perros, unos indeseables, por eso no quiere venir el cónsul a presentarse aquí, todo porque estamos en contra del régimen”, dice la carta.

“Lo que exigimos es justo, por la situación de nuestro país, y nuestro tránsito no perjudica para nada al hermano pueblo mexicano que nos apoya en el éxodo cubano, de la tierra de la esclavitud a la libertad”.

Los cubanos que exigen a México libre tránsito hacia Estados Unidos se niegan regresar a su país, porque señalan en su patria “no existe la democracia, ni la libertad de expresión, y son constantemente violados sus derechos humanos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario